Publicado

Para nadie es una sorpresa que Costa Rica es considerada como una de las tierras más bellas del mundo. Dicha afirmación toma fuerza por varias razones, entre las que destacan sus sitios naturales, bienes culturales y bienes intangibles, los cuales han sido honrados con el título de Patrimonios de la Humanidad por parte de la UNESCO.

En cuanto a Costa Rica, de seguro  más de alguna vez has escuchado sobre las Esferas de Piedras de Diquís o el Parque Internacional La Amistad. ¿Sabías que eran parte de la importante lista de Patrimonios de la Humanidad?

Si aún no conocés la lista entera de los patrimonios que se encuentran en el país, entonces esta es tu oportunidad de conocerlos, ya que te compartiremos una lista con nombres y detalles importantes de cada uno de los lugares ticos destacados a nivel mundial. Así que al terminar de leer este artículo, te dará ganas de ir por tus maletas y emprender un viaje a los Patrimonios de la Humanidad imperdibles de Costa Rica.

Patrimonios de la Humanidad en Costa Rica

1. Parque Internacional La Amistad 

Esta maravilla natural fue inscrita como uno de los Patrimonios de la Humanidad del territorio costarricense hace 30 años, en 1983. Su conservación depende de la colaboración con el país vecino, Panamá, lo que representa los primeros intentos por crear y maneja áreas protegidas internacionalmente. El Parque abarca parte de las provincias de San José, Cartago, Limón y Puntarenas.

También le podría interesar leer: Nicoya Zona Azul de Costa Rica

El Parque de la Amistad destaca por ser uno de los más grandes y remotos. Recorrerlo es tener la oportunidad de admirar el bosque lluvioso tropical con su gigantesca biodiversidad. En esta área se han registrado más de 10.000 plantas con flores, más de 215 especies de mamíferos, 600 aves, 250 especies de reptiles y anfibios, también unas 115 especies de peces de agua dulce.

2. Parque Nacional Isla de Coco 

La Isla de Coco es un territorio de gran riqueza paisajística, en pocas palabras es un exuberante paraíso en medio del océano. En 1997 fue declarada como uno de los Patrimonios de la Humanidad, debido a la protección que ofrece a los hábitats críticos de fauna marina, tales como las grandes especies pelágicas, especialmente de tiburones.

Por tal razón, los fondos marinos alrededor de este increíble lugar son los mejores del mundo para observar a los fantásticos habitantes marinos de grandes dimensiones, tales como tiburones, mantarrayas y delfines. Tal Patrimonio tiene una extensión de 2.400 hectáreas en la parte terrestre y 97.235 en la parte marina. Aquí también abundan los helechos, las bromelias, los ríos, quebradas y cascadas; los valles, los acantilados y los islotes frecuentados por infinidad de aves marinas y lugar de anidación de gaviotas y pájaros bobo.

La costa es muy sinuosa, tiene acantilados de hasta 183 metros de altura e infinidad de cuevas submarinas. El mar te impresionará con su azul turquesa de extraordinaria transparencia.

3. Área de Conservación de Guanacaste 

Fue inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial en 1999, el cual se amplió posteriormente en el 2004, para abarcar la zona de Santa Elena. Su importancia natural principal consiste en la preservación de la diversidad biológica. Entre ellos figuran los mejores hábitats de bosque seco de toda la región que se extiende desde Centroamérica al norte de México, que son esenciales para la conservación de especies animales y vegetales, raras o en peligro de extinción.

Quizás le interese leer: 5 Mejores Playas de Guanacaste

Dicho Patrimonio de la Humanidad, da espacio a procesos ecológicos de gran importancia, tanto en el medio ambiente terrestre como en el costero y marino. Otro dato impresionante, es que hay una cantidad espectacular de invertebrados: más de 20.000 especies de escarabajos, 13.000 especies de hormigas, abejas y avispas, y 8.000 especies de mariposas y polillas. Todos los comedores de insectos.

4. La tradición del boyeo y las carretas 

Desde el 2005 la actividad del boyeo y, por supuesto, la fabricación y la decoración de las carretas de bueyes se convirtieron en Patrimonio Cultural Mundial por la Unesco. Dicho reconocimiento no fue dado solo a la carreta como objeto material, sino al boyeo (la acción de boyear o bueyar) que es lo más importante, porque  es donde está la parte humana, que es llevada a cabo principalmente por el campesino costarricense.

Para los especialistas, la tradicional carreta de bueyes se da en Costa Rica desde los inicios del siglo XIX, cuando eran utilizadas como medio de transporte y modo de subsistencia para muchas familias costarricenses. En ella el campesino transportaba no solo el café, sino también granos básicos, la familia salía de paseo los domingos, se utilizaban en las nupcias, bautizos y entierros. Pero al desarrollarse el sistema de transporte automotor y con la aparición del ferrocarril a fines del siglo XIX, su significado se volvió más simbólico y artístico.

5. Asentamientos Cacicales precolombinos con esferas de Piedra del Diquís

Las Esferas de Piedras del Diquís, es el nombre común que reciben cuatro sitios que destacan por primera vez a nivel mundial como patrimonios arqueológicos de Costa Rica. Los cuales son: la Finca 6, Batambal, El Silencio y Grijalba-2, ubicados en el Delta del Diquís, en el cantón de Osa, declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el 2014.

Estas impresionantes esferas fueron producto de la creación indígena precolombina, de su experiencia, de su capacidad de trabajo y de un pensamiento innovador. Se cree que fueron fabricadas con instrumentos de piedra y quizá de madera y otros materiales duros.

También lea: Costa Rica: destino ideal para viaje de incentivo

El gran valor de las esferas de piedra radica en que se hicieron bajo condiciones tecnológicas y sociales que hoy se consideran muy difíciles. No obstante, los indígenas hicieron varios cientos de ellas con forma casi perfecta, con acabados finos en muchos casos y con tamaños que van desde unos pocos centímetros hasta los 2,6 metros de diámetro.

¿Impresionantes lugares verdad? En cada uno reside la verdadera esencia del país costarricense que se ha esforzado por rescatar espacios y tradiciones, no solo para sus ciudadanos sino para el mundo entero. Por lo tanto, una visita a cada uno de ellos es casi obligatoria.

Etiquetas: