Guanacaste

El Pacífico Norte del país está lleno de belleza, variadas texturas y playas de coloridas arenas, donde se mezclan el turismo de alto nivel con tradiciones y elementos típicos, muy propios de la provincia de Guanacaste.

Dicha provincia se ha ganado el nombre de paraíso tropical por sus bellas playas vírgenes, hermosas montañas y una serie de majestuosos volcanes. Ofrece a sus visitantes alojamientos refinados, un clima agradable y la hospitalidad de los costarricenses. Guanacaste proviene de una palabra indígena que se traduce como “árbol de la oreja”, que ha sido relacionado con la vaina de la semilla de los gigantes árboles de la zona, las cuales son similares a una oreja humana.

Los Guanacastecos son descendientes de los indios chorotegas y los primeros colonizadores españoles, quienes iniciaron varias de las tradiciones que ahora se conocen en Costa Rica. Un fuerte carácter folclórico impregna la región. La ciudad más grande de Guanacaste, Liberia, sirve como capital económica y administrativa regional. Es un punto de acceso principal para muchos visitantes del exterior, puesto que es hogar del segundo aeropuerto internacional del país.

Además de hermosas playas, quienes visiten la región encontraran parques nacionales, tierras agrícolas, montañas y bosques nublados, así como diversos ecosistemas, oportunidad única para conectar con la naturaleza. Visitar Guanacaste es una combinación de días de descanso en playa, natación, deportes acuáticos y  descubrir sitios atractivos e inusuales.

Social